NOTA: Este artículo es un extracto del artículo original. En este enlace tienes acceso gratuito al PDF. No es necesario que escribas tu email.


Ya no se discute si el virus SARS-CoV-2 (el nuevo coronavirus) puede existir en el aire a distancias mucho mayores de la distancia de seguridad de 1-2 m. Sí puede. Lo que se discute es si esos aerosoles con el virus representan un mecanismo de transmisión (de contagio) importante.

Cuando las personas se infectan con virus respiratorios, emiten partículas virales cada vez que tosen o estornudan. Pero también cuando hablan o cuando respiran.

figura1 estornudo

Al estornudar, toser y respirar se emiten fluidos de muy diverso tamaño. Los menores de 5 μm se llaman aerosoles y los mayores de 5 μm gotitas. Como se observa en este video, los fluidos de un estornudo pueden alcanzar los 8 metros.

Estas partículas virales, o virus, van dentro de gotitas y aerosoles formadas por moco, saliva y agua. Cuando estornudamos, tosemos, hablamos alto o cantamos, disparamos las gotitas y aerosoles como si fueran flechas. En este momento, el virus puede infectar a una persona que se encuentre cerca, a través de los ojos, la nariz o la boca. Las gotitas más grandes caen al suelo, o se depositan sobre los objetos. en un radio de 1-2 metros. Y los virus que van en ellas pueden durar allí varios días.

Por ejemplo, a 5-10 grados centígrados (como el interior de una nevera), con 30% de humedad, el virus puede «sobrevivir» mucho tiempo. Quizá hasta 5 o 7 días.

Cuando, al cabo de unas horas, o de unos días, tocamos esas superficies contaminadas con virus y luego nos tocamos la boca, la nariz o los ojos, nos podemos infectar. Al igual que si damos la mano a una persona que ha tocado una superficie con virus.

Los aerosoles, cuyo tamaño es mucho más pequeño, llegan mucho más lejos y tardan mucho más tiempo en caer.

Tiposcontagio

Después de estornudar, cuando las gotas grandes ya han caído, los aerosoles aún permanecen en el aire. Pero no solo eso, también se producen aerosoles al hablar en voz alta, al cantar, al toser, e incluso al hablar y al respirar normalmente. Las microgotitas que expulsa una persona infectada están cargadas de virus. La gente que está a su alrededor las inhala, y así es como el virus se propaga. Una forma simple de evitar su propagación es ventilar.

Un equipo de investigadores llevó a cabo un interesante experimento. Rastrearon las partículas del aire cuando una persona hablaba o estornudaba, utilizando rayos láser y cámaras de alta sensibilidad. Esta tecnología les permitía rastrear gotitas muy pequeñas.

V1

Preparación del experimento.

V2

Después de que una persona estornudara, se podían apreciar gotitas de diferentes tamaños. Cada una de esas gotitas puede llevar consigo muchísimos virus. Con cámaras de alta sensibilidad se observaban los aerosoles como puntos brillantes.

V3

Al abrir las ventanas, la habitación se ventilaba y los puntos desaparecían.

En un estudio reciente (aún en revisión) se ha observado que en todas las habitaciones de enfermos de coronavirus ingresados en varios hospitales (todos ellos con síntomas leves) se encontró ARN del virus. Se encontraron virus (sus genes) en los alféizares de las ventanas, las rejillas de ventilación, el suelo (también bajo la cama), el inodoro, los artículos personales de los enfermos y otros tipo de objetos.

El virus también estaba en el aire, a una distancia mayor de la distancia de seguridad recomendada actualmente (1-2 metros).

Dicen los investigadores del estudio:

Los datos sugieren que las partículas virales de aerosol son producidas por individuos que tienen la enfermedad COVID-19, incluso en ausencia de tos o fiebre.

Los resultados sugieren que el virus expulsado de individuos infectados, incluso por aquellos que solo están levemente enfermos, pueden ser transportados por aerosoles liberados en su entorno, incluso en ausencia de procedimientos médicos que generan aerosoles.

Hasta ahora sabíamos que la enfermedad puede propagarse al tocar objetos contaminados con virus, liberados por un enfermo al toser, estornudar, hablar y exhalar. Pero los resultados de nuevos estudios sugieren que el virus podría transmisitirse por el aire. La transmisión podría ser también a través de las pestañas y del pelo.

¿En qué condiciones la transmisión por el aire de SARS-CoV-2 (el nuevo coronavirus) podría ser una vía importante de contagio?

1. Cuando se realizan algunos procedimientos médicos, como la intubación. En ese caso hay mayor probabilidad de crear aerosoles de coronavirus.

2. En espacios cerrados, sin ventilación, en los que se concentra una gran cantidad de personas.

Teniendo en cuenta todos los datos de los que disponemos, y las experiencias previas con otras epidemias de virus parecidos, creo que todo el mundo debería usar mascarillas en algunas situaciones (transporte público, supermercados, etc.)

Eso podría ser clave para evitar buena parte de los contagios cuando acabe el confinamiento. Sobre todo teniendo en cuenta que buena parte de los enfermos no saben que lo están (son asintomáticos).

En el próximo artículo veremos:

  • Quiénes deberían usar mascarilla, y cuándo hacerlo.
  • Qué tipo de mascarillas deberíamos usar.
  • Cómo reutilizarlas.

NOTA: Este artículo es un extracto del artículo original. En este enlace tienes acceso gratuito al PDF. No es necesario que escribas tu email.